GUÍA PRÁCTICA PARA EL BAÑO DEL BEBÉ

El baño puede ser un momento de diversión y conexión con tu bebé

<span style='font-size:18px;'>GUÍA PRÁCTICA PARA EL BAÑO DEL BEBÉ</span> <p class='subtitulo'>El baño puede ser un momento de diversión y conexión con tu bebé</p>

¡Hora del baño del bebé! A simple vista, parece tarea fácil. Pero en realidad no es tan sencillo como pensamos, ¿verdad? Durante el baño del bebé surgen distintas dudas. ¿Cuál es la temperatura ideal? ¿Los productos que utilizo serán buenos para su piel? ¿Le picarán los ojos con el champú?

Pasos para bañar a un bebé

El baño puede ser un momento de diversión y conexión con tu bebé, un momento ideal para darle todo el cariño del mundo. No tengas miedo a bañar a tu bebé; te contamos todo lo que debes saber para conseguir que sea el momento favorito del día.


1. Ten todo preparado

Antes de comenzar con el baño, procura tener preparado todo lo que necesitas. Tendrás que tener a mano los productos con los que bañarás al pequeño de la casa, es decir, el gel de baño y, si es necesario, el champú. Si quieres tener las cosas fáciles, puedes utilizar nuestro gel-champú suave, ideal para pieles tan sensibles como la de un bebé. Su fórmula es hipoalergénica y de alta tolerancia, con extractos de Caléndula, Argán y Manzanilla, por lo que podrás usarlo diariamente para el lavado del cuerpo y también del cabello.

En el cambiador también debes dejarlo todo controlado, para no perder tiempo cuando tengas que secar y vestir a tu bebé. ¿Qué debes tener cerca? Por supuesto, un pañal y su respectiva crema. En este caso, puedes usar nuestro bálsamo reparador con Óxido de Zinc, Caléndula y Aloe Vera, formulado para tratar las pequeñas irritaciones de la piel. También es importante que tengas cerca un cepillo suave para el pelo y ropa limpia.

Balsamo Reparador Para Bebes


2. Temperatura ideal del agua

Ya está todo preparado, y llega el momento de pasar a la acción. Llena la bañera de tu bebé a una temperatura tibia. Recuerda que lo que buscamos es que sea una temperatura agradable, por lo que no debe estar ni demasiado fría, ni demasiado caliente. La temperatura recomendada es de 37 grados aproximadamente. Compruébalo tú mismo con un termómetro o metiendo el codo, y no olvides remover el agua para comprobar que toda la bañera está a la misma temperatura.


3. ¡Al agua patos!

Una vez introducido en la bañera, comienza limpiando el cuerpo del bebé. Para mantener su cabeza fuera del agua, sujétalo poniendo una mano en su nuca.

Una vez hayas bañado al pequeño, sécalo con una toalla suave. Procura hacerlo siempre a pequeños toquecitos, sin frotar, para evitar hacerle daño y que se le irrite la piel.

Cuando esté completamente seco, utiliza el bálsamo reparador para evitar que se irrite la zona y ponle el pañal.


4. Llegó el momento de relajarse

COMO BAÑAR A UN BEBÉ

El baño ya ha pasado, tu bebé ya está limpito y ahora es el momento de relajaros los dos. Un masaje después del baño es ideal para calmar a los bebés y prepararlos para el sueño. Para ello, puedes utilizar tanto una crema hidratante, como un aceite corporal. Ambas son buenas opciones, incluso mezclar las dos. Pero, elijas la opción que elijas, no olvides aplicarla, ya que es imprescindible mantener la piel de tu bebé hidratada. Puedes usar nuestra crema corporal con Aguacate, Karité y Caléndula o el aceite corporal con Almendras Dulces y Caléndula. Ambos, con pH neutro y súper nutritivos para la piel de los peques.


Disfruta el momento de tranquilidad y paz que supone un suave y cariñoso masaje a tu bebé. Por último, vístelo y, ¡a dormir!

¿Cuáles son tus trucos durante el baño de tu bebé? Comparte con nosotros tus experiencias, sugerencias o dudas en nuestro blog o, si lo prefieres, a través de Instagram o Facebook. ¡Estaremos encantados de escuchar tus impresiones e ideas!

DESCUENTO PRIMERA COMPRA

suscríbete a almasecret


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *